Blog Suppléments

América enferma de esteroides

Cuando descubres que todos tus héroes han incumplido las reglas, las sigues o tus héroes? Esta es la pregunta que nos debemos hacer cuando vemos la película de Christopher Bell
“Más grande, más fuerte, más rápido”. Este desgarrador documental al estilo de Michael Moore nos sumerge en esta locura de esteroides que afecta a la familia Bell y, en general, a toda la nación norteamericana, hábil de “siempre más”, a toda costa.

Christopher Bell y sus dos hermanos son niños típicos de los años 80. Crecieron idolatrando sus héroes Hulk Hogan, Sylvester Stallone y Arnold Schwarzenegger. Al igual que sus ídolos, se dedicaron a levantar pesas, imitando las tomas de lucha libre y, inevitablemente, a tomar esteroides.

Bell recorre la historia de los esteroides, desde su descubrimiento en la década de 1930 hasta escándalos recientes en círculos deportivos. Aporta un punto de vista interesante y muy personal, al romper una de las reglas básicas del periodismo que consiste en no entrevistar su propia familia, el conflicto de intereses lo requiere. Pero Bell lo ignora porque los miembros de su familia se adhieren perfectamente al tema.

A lo largo del documental, nos damos cuenta que en la sociedad norteamericana mundo toma algo. Desde el estudiante que quiere aumentar sus resultados académicos hasta el deportista de alto nivel para mejorar el rendimiento, siempre hay una buena razón.



En Estados Unidos les encantan los ganadores y los héroes, no hay lugar para los subcampeones que ya son los “primeros perdedores”. A pesar de los efectos secundarios conocidos por los esteroides, no son por Bell el problema; son simplemente un efecto adverso de ser americano.

Más grande, más fuerte, más rápido

El vídeo completo del documental dura aproximadamente 1h46 y sólo está disponible en versión americana (versión original).

Leave a Reply