Blog Exercices

Cómo fortalecer el cuello?

Pocos profesionales lo piensan desarrollan los músculos del cuello.
Sin embargo, tener un cuello muscular es importante ya que representa un punto débil en comparación con un tronco fuerte. En un accidente, por ejemplo, un cuello muscular puede ayudar a prevenir lesiones.

Normalmente, el entrenamiento de la fuerza del cuello ya se hace en parte gracias a los otros ejercicios, Pero la solicitud específica adicional puede tener ventajas. Este es el caso si los músculos del cuello se quedan atrás respecto al resto de su anatomía, pero también si practica deportes de combate y necesita un cuello muy fuerte.

¿Por qué tener un cuello grande?

Si hace ejercicio con el peso, es tener bíceps grande, buenas muslos, pectorales masivos, en definitiva, para ser muscular. El cuello no es una excepción a esta regla. Tiene músculos y puede crecer. oro,
un cuello grande da una impresión de poder. Por otro lado, tener un cuerpo bien desarrollado y un cuello delgado puede dar la sensación de fragilidad.

Esta fragilidad no es, además, una ilusión. Tener un cuello como una ramita puede ser un riesgo cuando se realizan muchos ejercicios, pero también en la vida cotidiana. Rápidamente se produce un accidente y, si su cuello es su punto débil, es lo que corre el riesgo de tostar, con consecuencias desafortunadas como mínimo.

Finalmente, el entrenamiento de fuerza del cuello puede ser de interés particular para deportes de combate o deportes de contacto (rugby). Para que los que los practican suelen sufrir golpes repetidos en la cabeza. Un potente cuello ayuda a absorber estos choques y evita que se reflejen en las vértebras cervicales.

En resumen, tener un cuello grande es una cuestión de estética y seguridad. Aún así, solicitar los músculos del cuello para fortalecerlos debe hacerse de manera gradual y con los ejercicios adecuados. De hecho, es fácil herirse el cuello y encontrarse inmovilizado durante un tiempo.

¿Qué ejercicios para fortalecer el cuello?

En primer lugar, debe saber que algunos ejercicios básicos de entrenamiento de fuerza pueden ayudar a construir un cuello grande. Pero también hay movimientos más específicos dirigidos a esta parte concreta del cuerpo.

peso muerto

Es uno de los ejercicios más conocidos porque utiliza muchos músculos, incluidos los del cuello y el trapecio. Normalmente funciona con una barra.
El movimiento comienza con las piernas dobladas, ligeramente separadas, la barbilla levanta del pecho. El objetivo es levantar la barra hasta la media altura del muslo, manteniendo el cuerpo recto, después retroceder y volver a empezar.

Es un ejercicio en el que es posible levantar pesos pesados. Sin embargo, los principiantes deben tener cuidado de comenzar la luz antes de aumentar gradualmente la carga. Es un movimiento que se debe ejecutar con precisión para no herirse.

El peso muerto implica muchos músculos durante su ejecución, desde los talones hasta la parte posterior del cuello. Aprender la postura adecuada es esencial antes de intentar …

El hombro frente al bar

Este ejercicio se utiliza para dirigirse a los músculos trapecio, la parte más alta de los cuales se encuentra al nivel del cuello. También ayuda a fortalecer el cuello.



Se practica de pie, con las piernas anchos en los hombros y la cabeza recta. El practicante debería sostener una barra cargada, con los brazos extendidos, ante los muslos. A continuación, debe encoger los hombros, contrayendo el trapecio, para levantar ligeramente la barra, sin doblar los codos.
Los trapecos reaccionan de manera más favorable a los conjuntos largos, o incluso al máximo, con una barra de luz. El hombro es un ejercicio bastante seguro de que puede ser adecuado para cualquier persona.

Flexión del cuello alargada

Es un ejercicio poco practicado pero que se dirige directamente al cuello. Al principio no requiere ningún equipamiento, tras sólo una lavadora de hierro fundido, o incluso un arnés, para cumplir la dificultad.

Simplemente, túmbese en un banco o una silla, en la espalda, con la cabeza en el aire. Entonces, debe realizar movimientos como si dijerais que sí con la cabeza. El cabo lo más atrás posible, sin presionar demasiado el cuello ni causar dolor. Después, vuelve a subir para descansar en el pecho.

Es un ejercicio que se puede practicar en series largas, vacío al principio, luego manteniendo una lavadora de hierro fundido en la frente o mientras se utiliza un arnés. El movimiento debe ser lento y controlado. Es importante no intentar ir rápido, con el riesgo de herirse.

Flexiones del culturismo del cuello

Extensiones de cuello

Este es el movimiento inverso de las curvas alargadas del cuello.
También se practica tumbado sobre un banco u otro soporte, pero boca abajo. Una vez más, se trata de hacer movimientos de “sí” con la cabeza. La cabeza baja hacia abajo hacia el suelo, lo más posible sin hacerse daño, y luego sube hasta retroceder, también sin forzar demasiado.

Una vez más, debe evitar ir demasiado rápido o intentar ir demasiado lejos; de lo contrario, habrá riesgo de lesiones. El ejercicio se realiza en series largas, vacías, con un peso o un arnés que tira de la parte posterior del cráneo. Algunos también lo practican derecho, ligeramente inclinado hacia delante.

Extensiones de culturismo del cuello

Si la lavadora de hierro fundido te duele la cabeza, puedes utilizar una toalla plegada y poner el peso.

Si los dos últimos ejercicios hacen daño en el cuello a pesar de las precauciones anteriores, aquí tenéis un ejercicio sencillo para construirlo con seguridad. De pie con la cabeza recta, pulse un lado de la barbilla con el puño, del mismo modo que recibirá un gancho. A continuación, empuja con la barbilla, en la dirección opuesta del puño.

Leave a Reply