Blog Nutrition

La verdad sobre las proteínas

Circulan muchas ideas recibidas proteína. De hecho, son componentes esenciales para la construcción muscular y la función celular. El cuerpo descompone estas proteínas y las utiliza en muchos procesos vitales. Estos nutrientes son por tanto imprescindible para el culturismo, Pero también para la salud en general. Sin embargo, demasiado a menudo atribuimos virtudes casi mágicas a las proteínas y, en general, aconsejamos consumir cantidades fuerza enormes. Es realmente necesario comer tanto para disfrutar de una buena formación muscular? He aquí la respuesta.

El poder del marketing

Si toma literalmente las consignas de marketing, puede pensar que la proteína es un disolvente de grasas, las proteínas en polvo son esenciales para la formación muscular y se deben tomar después del entrenamiento o incluso durante el entrenamiento. También le puede hacer creer que se debe comer una porción de proteína de 30 g cada 3 horas.

Pero, en realidad, todavía es marketing. Los fabricantes utilizan datos científicos mal interpretadas y juegan con las palabras para vender productos a profesionales sin información. El problema es que los vestíbulos de los suplementos alimenticios son tan poderosos que incluso consiguen influir en los mismos científicos. Por lo tanto, hay que ordenar la información y hacer referencia a estudios fiables
conocer el interés real de las proteínas.

Las necesidades reales de proteínas

Basándose en estudios serios e imparciales, es posible darse cuenta de que la cantidad de proteína necesaria para una buena salud es relativamente baja. Bastaría consumir entre 20 y 50 gramos de proteína, en función del peso corporal, para estar sanos y no perder masa magra.

No obstante, las recomendaciones oficiales son más altas, pasando de 0,8 ga 1,3 g por libra de peso corporal. Esto equivale a una cantidad de 56 a 91 g de proteína al día para un adulto de 70 kg.
Estas necesidades están sobrevaloradas porque tienen en cuenta la dieta moderna. Sin embargo, esta dieta, a menudo formada por platos industriales y que utiliza una cocción a alta temperatura, tiende a desnaturalizar los aminoácidos. Por lo tanto, debería comer más proteínas de las que necesita para conseguir intactos los suficientes aminoácidos.

respecto culturistas, Los requerimientos de proteínas son obviamente más altos. Pero, los últimos estudios han demostrado que no tiene sentido comer 2, 3 o incluso 4 g de proteína por kilogramo de peso corporal, como algunos recomiendan. En realidad, comer más de 1,8 g de proteína por kilogramo de peso corporal, 2 g sería un máximo durante un período seco, sería totalmente inútil. Peor aún, tendría consecuencias nocivas para la salud, pero también para la construcción muscular.



Los peligros de comer en exceso las proteínas

¿Qué se obtiene comiendo más de 1,8 g de proteína por libra de peso corporal? No es un aumento de las ganancias musculares, como hemos visto. Por otra parte, el cuerpo utilizará el exceso de aminoácidos como sustrato energético, que libera elementos nocivos para el organismo. Para contrarrestar este fenómeno y permitir al cuerpo mantener su equilibrio de pH, es necesario comer una gran cantidad de alimentos basificantes, Como la mayoría de frutas y verduras.

Pero, más allá de los 2 g de proteína por kg de peso corporal, se hace muy difícil consumir suficiente plantas para mantener este equilibrio. Hay peligro para la salud a largo plazo de consumir demasiado proteínas. Muchos riesgos con un beneficio casi nulo.

La cocina, un parámetro importante

Ahora que ya conoce las verdaderas cantidades de proteínas que hay que comer, hay otra cosa a tener en cuenta: cocinar.

De hecho, en algunos casos, esto permite una mejor asimilación de los aminoácidos. Pero, en muchos otros casos, la cocina en exceso daña estos aminoácidos y los hace innecesarios para su cuerpo. Peor aún, este exceso de cocina puede generar componentes tóxicos y, por tanto, peligrosos para su salud.

carne rocosa

Rocoso, tierna la carne antes de comerla raramente. pero lla carne no repasa!

Sin embargo, no es necesariamente recomendable comer todas las fuentes de proteínas crudas. En cuanto a los huevos, por ejemplo, es mejor elegir una cocción “plana” con una clara cocida y una yema crudo. De hecho, la coagulación del blanco permite una mejor asimilación de sus aminoácidos. Pero no se debe cocinar demasiado para evitar todo esto y evitar que se hagan piezas “a la brasa”. La yema, que contiene lípidos y vitaminas frágiles, no se debe cocinar.

En la estuche de carne, Es mejor favorecer la carne azul o rara que la carne a la plancha y masa cocida. Viouslybviament, en el caso de un pollo, la carne se debe cocer, pero no a la plancha, como suele ocurrir en la barbacoa, por ejemplo.

Leave a Reply