Blog Nutrition

Se puede beber alcohol cuando se está entrenando?

Para algunos, el alcohol es algo cultural, como el vino o la cerveza. Para otros, el alcohol es una parte esencial de la fiesta. Cada vez hay más jóvenes que beben por intoxicación. Pero, este alcohol se combina bien con la práctica del culturismo?
Answerbviament, la respuesta es no y hay muchas razones para esto. Y esto sigue siendo cierto si usted es un bebedor habitual u ocasional, o bebéis un poco durante la semana o mucho el fin de semana.

El alcohol evita la quema de grasas!

El alcohol es una molécula que el cuerpo considera un veneno. Luego que entra en el cuerpo, se moviliza para eliminarlo. Cuando esto ocurre, el proceso de lipólisis se detiene, el cuerpo ya no almacena la grasa, Ya no los quema. En cambio, se encarga de procesar el alcohol que circula por la sangre.

Esto representa un handicap tanto si se encuentra en plena sequedad como si está ganando masa. De hecho, en seco, la fusión de grasas detendrá completamente durante el consumo de alcohol hasta que se elimine completamente del cuerpo. oro puede tardar mucho. Al ganar masa, el riesgo es simplemente tomar muchas grasas para nada, ya que, si el alcohol no se almacena en forma de grasa, evita la oxidación de la grasa y favorece el almacenamiento de nutrientes a las reservas adiposas.

El alcohol reduce la testosterona!

Estos dos elementos no se mezclan bien. De hecho, el consumo de alcohol es el responsable reducción de los niveles de testosterona. Sin embargo, esta hormona es una de las que tiene más impacto en la fuerza y ​​el crecimiento muscular. También es mucho menor en mujeres que en hombres, lo que explica la facilidad que tienen los hombres para ganar músculo en comparación con las mujeres.

Al alterar el sueño, el alcohol también disminuye secreción de hormonas del crecimiento, Y esto de una manera bastante fuerte. Sin embargo, esta hormona también tiene un fuerte impacto en el desarrollo muscular.

Beber alcohol para desinhibirse y dar una impresión de invencibilidad, en realidad hace lo contrario y puede, a largo plazo, favorecer la debilidad muscular.



El alcohol se deshidrata!

No es ningún secreto el alcohol deshidrata y os hace tener sed. Puede parecer paradójico, pero es la verdad. Las células deshidratadas son entonces menos eficientes y esto se refleja en el rendimiento físico. También altera la producción de ATP, la energía prioritaria de los músculos y la síntesis de proteínas.

Basta con decir que es mejor evitar beber alcohol antes de una sesión porque puede ser muy malo. Además, el estado de deshidratación aumenta el riesgo de lesiones.

El alcohol interfiere en la digestión

En general, el alcohol tiene un impacto bastante negativo sobre el sistema digestivo. Lo peor es las consecuencias de las vacaciones donde las náuseas y otras molestias son muy presentes. estos pueden evitar que comas correctamente durante todo el día y, por tanto, reducir su dieta a nada. En este estado, el más común es merienda en alimentos “basura” ya que parecen más apetitosos que otros alimentos más sanos.

El alcohol puede matar la moral

El alcohol tiene un efecto depresivo sobre el cerebro. Aunque desinhibe y te hace “alegre” en los primeros momentos, también te puede poner triste y desmotivar. Además, como que altera los ciclos del sueño y, por tanto, la producción de hormonas, puede actuar sobre el estado de ánimo durante los días posteriores a su consumo. Como resultado, un practicante de culturismo que bebe alcohol el día anterior puede que no quiera hacer la sesión del día siguiente. Y, si ocurre demasiado a menudo, es posible que tenga dificultades para rastrear correctamente su entrenamiento.

Motivación por el alcohol

Para beber alcohol antes de una sesión de musculación también puede reducir su motivación. Por lo tanto, su voluntad de superar sesión puede verse afectada, así como su concentración. Por lo tanto, el entrenamiento puede ser de mala calidad y presentar un mayor riesgo de lesiones.

Alcohol y recuperación

Consumir alcohol antes de una sesión de entrenamiento con pesas una influencia negativa en la recuperación. Al cuerpo le costaría más reparar los daños que han sufrido los músculos. Si toma este hábito y continuar entrenando con fuerza, arriesgáis no recuperarse os suficiente y, por tanto, a estancarse os en el progreso, o incluso a retroceder.

Entonces, el alcohol y el culturismo, una buena idea?

Parece bastante claro que el alcohol no es realmente recomendable si es un levantador de pesas, ya que puede reducir su fuerza, motivación y recuperación. Viouslybviament, salvo que seas un culturista profesional, no está prohibido beber de vez en cuando, Durante una ocasión festiva, pero es mejor mantenerse moderado y consumir sólo una o dos copas, no más.

Leave a Reply