Las vitaminas son esenciales para todos. Permiten que nuestro cuerpo funcione correctamente y se mantenga saludable. Podemos consumirlos favoreciendo determinados alimentos o en forma de complementos alimenticios. Como atleta, su cuerpo necesita mucho más, por lo que sus necesidades de vitaminas son naturalmente mayores. Por lo tanto, debe adaptar su dieta en consecuencia y, en caso de deficiencia, consumir complementos alimenticios para llenar este vacío y permitir que su cuerpo funcione de manera óptima. Para ello, es importante conocer las vitaminas que debes consumir con prioridad y sus beneficios. Para ayudarlo, le sugerimos este artículo para aprender todo sobre el lugar de las vitaminas en un atleta.

El papel de las vitaminas para un deportista.

Las vitaminas son esenciales para todo ser humano, pero juegan un papel aún más importante si practicas deporte de forma regular e intensa. De hecho, su cuerpo está muy ocupado y, por lo tanto, debe compensar estas mayores necesidades con un mayor aporte de vitaminas. Las vitaminas son la clave para alimentar la energía. De hecho, una deficiencia de ciertas vitaminas puede causar fatiga y disminuir la moral o la motivación, pero también debilitar los músculos y los huesos. Así, durante tu práctica deportiva, podrías llegar a lesionarte más fácilmente. Una gran ingesta de vitaminas no está destinada a permitirle realizar hazañas deportivas ni aumentar su rendimiento. Sin embargo, ayuda a poner tu cuerpo en condiciones para optimizar tu entrenamiento. De esta forma podrá funcionar en buenas condiciones con total seguridad. Por tanto, las vitaminas juegan un papel importante para tu cuerpo como deportista, tanto para sacar el máximo partido a tu entrenamiento, para evitar la fatiga, como para poner tu cuerpo en óptimas condiciones y optimizar tus defensas naturales.
Pero cada vitamina es diferente, por eso es importante conocerlas bien. Veamos juntos las vitaminas imprescindibles para un deportista:

Vitamina C

Una de las vitaminas esenciales para deportistas (y no deportistas) es la vitamina C. De hecho, es una vitamina que se elimina muy fácilmente por la orina y el sudor. Así, para los deportistas, es muy difícil almacenarlo para una persona que practica deporte de forma habitual, incluso más que para una persona media y esto puede tener consecuencias directas en su condición física. De hecho, una deficiencia de vitamina C puede hacerte más vulnerable y la fatiga inducida puede aumentar el riesgo de lesionarte durante un entrenamiento intensivo. Además, la vitamina C tiene la ventaja de promover las defensas naturales, reducir la fatiga y promover la absorción de hierro.

La vitamina C se encuentra naturalmente en ciertos alimentos como los cítricos. Así, una naranja exprimida puede ser una buena fuente de Vitamina C. Otros alimentos también son buenos proveedores de Vitamina C: grosella negra, guayaba, kiwi, mango, fresas o incluso verduras como el brócoli, las coles de Bruselas… Sin embargo, puede ocurrir que el la comida no es suficiente para suplir las pérdidas y entonces puede ser sensato recurrir a complementos alimenticios con principios activos de origen natural.

Vitamina D

La vitamina D es una vitamina esencial para el organismo de cualquier individuo. De hecho, esta vitamina, a menudo llamada vitamina del sol, ayuda a estimular su sistema inmunológico, ayuda a combatir la depresión y la fatiga crónica, pero también a fortalecer nuestros huesos. Numerosos estudios han revelado que más del 80% de la población tiene deficiencia de vitamina D durante todo el año. La vitamina D, contenida en lípidos, es aún más importante para los atletas, porque ayuda a solidificar los huesos al permitir que el calcio se una a ellos. Si practicas una actividad física intensa y regular, no debes descuidar tu ingesta de vitamina D.

Es por eso que te recomendamos que incluyas alimentos ricos en vitamina D en tu dieta todos los días. La encontrarás en los lácteos o la leche de soja, pero también en pescados grasos como el bacalao, la caballa, el salmón, el arenque …

El nivel de vitamina D se puede determinar mediante un simple análisis de sangre y, en caso de deficiencia, los complementos alimenticios como la vitamina D3 natural INELDEA Natural Health pueden ser un aliado precioso.

Vitamina B1

Otra vitamina esencial para un deportista es la vitamina B1. También se la conoce con el nombre de vitamina deportiva. Es una vitamina soluble en agua que no se queda en el organismo y tiende a eliminarse de forma natural, por lo que las deficiencias son comunes. La vitamina B1 es particularmente eficaz para convertir los azúcares ingeridos por el cuerpo en energía mientras practica deportes. Todo el mundo necesita esta vitamina para sus esfuerzos diarios. Sin embargo, como atleta, las necesidades de vitamina B1 de su cuerpo son, por supuesto, mucho mayores que las de una persona promedio. Si su cuerpo tiene deficiencia de vitamina B1, el rendimiento de su corazón será peor y esto también puede causar problemas en el sistema nervioso.

Para evitar la deficiencia de vitamina B1, debe tener cuidado de incluir en su dieta cereales, verduras, frutas, carnes y pescados que naturalmente contienen vitamina B1. A la hora de practicar una actividad deportiva, también puedes planear llevar contigo una barrita energética que te aportará muchos nutrientes, entre ellos la vitamina B1.

Sales minerales

Las vitaminas no son las únicas sustancias que un atleta necesita para realizar. En efecto, la ingesta energética del deportista aficionado o profesional también debe tener en cuenta las sales minerales que actúan de forma complementaria con las vitaminas para facilitar su asimilación. El equilibrio entre la ingesta de vitaminas y minerales debe ser dominado para que tu cuerpo funcione correctamente y una vez más para evitar cualquier deficiencia que pueda tener consecuencias en tu condición física y mental.

Por ejemplo, la falta de hierro puede causar fatiga severa y debilitar huesos y músculos. El potasio y el sodio, por otro lado, son esenciales para la correcta circulación de los líquidos en el cuerpo. El calcio y el magnesio ayudan a fortalecer los huesos y promueven el rendimiento cardíaco.

Este artículo te ha explicado el lugar que ocupan las vitaminas en la vida de un deportista y a cuáles debes prestar especial atención. Si bien es importante que todos consuman suficientes vitaminas y minerales a diario, los cuerpos de los atletas están por naturaleza más estresados, por lo que las necesidades energéticas se multiplican por diez. Ya sea que sea un atleta aficionado o profesional, al desarrollar su programa de nutrición deportiva, ¡no ignore su ingesta de vitaminas y nutrientes para una mente sana en un cuerpo sano!